martes, 7 de abril de 2015

Pensamiento nº 16


Mi abuelo era pescador.
Me sentaba a esperarlo en el tapial de la vereda. Volvía de la isla, traía el carrito lleno de pescado y el susurro de los pájaros sobre él.
Los vecinos se amuchaban en su puerta, ansiosos.
Recuerdo su sonrisa amigable, su gorrito de lana, sus remos de colores, sus ojos color río.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada