miércoles, 15 de agosto de 2012

Miércoles Fugaz


Como todos los miércoles, volvía en colectivo desde Rosario a mi ciudad. Muchos autos, movimiento de gente, luces; hasta que pronto salimos a la ruta.
El cielo parecía un retrato esfumado. Entre sus tonos opacos y una leve llovizna, se divisaban unas pocas estrellas.
Con las luces apagadas, observaba por la ventana el paisaje nocturno, como cada vez que viajo. Todo se dio tan de repente que no lograba entender si era un reflejo en el vidrio o la realidad. Lo era. Una gran pero gran estrella fugaz voló ante mis ojos. Quizás para muchos sea una simple estrella, pero para mí fue una señal del cielo. Ella se hizo ver en el momento justo, hubo una conexión entre la música que iba escuchando, mis pensamientos y el momento en que apareció, explotó y se desvaneció.
Ese pequeño acto de magia hizo que, sin importar el movimiento del colectivo, quisiera escribir lo que acababa de ver, hizo que al llegar, tenga ganas de pintar por puro deseo, aunque sea solo una imagen sencilla, una imagen sencilla que englobaba toda una historia.
Otra vez me siento atraída por el cielo nocturno, cielo que esta noche, me regalo un espectáculo muy íntimo y especial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada